Helomas Interdigitales

Los helomas interdigitales, también conocidos como callos interdigitales o callos entre los dedos, son áreas de piel engrosada y endurecida que se desarrollan entre los dedos, generalmente en el espacio entre el tercer y cuarto dedo del pie. Estos callos pueden ser causados por la fricción constante y la presión entre los dedos adyacentes. Aquí hay información sobre los helomas interdigitales, incluyendo causas, síntomas y posibles opciones de tratamiento:

podologia y salud casablanca
podologia y salud casablanca

Causas de los Helomas Interdigitales:

  1. Rozamiento Excesivo:
    • El roce constante entre los dedos, especialmente cuando hay deformidades en los dedos como condilos prominentes de las falanges, puede provocar la formación de callos interdigitales.
  2. Calzado Inadecuado:
    • El uso de zapatos que son demasiado ajustados o que no proporcionan suficiente espacio entre los dedos puede aumentar la presión y fricción, contribuyendo a la formación de callos.
  3. Deformidades del Pie:
    • Condiciones como los dedos en martillo o la presencia de juanetes pueden predisponer a la formación de helomas interdigitales.
  4. Humedad Excesiva:
    • Mantener los pies constantemente húmedos, como por el uso de calzado cerrado durante períodos prolongados, puede aumentar la fricción y contribuir a la formación de callosidades.

Síntomas:

  1. Dolor o Molestias:

    • Los helomas interdigitales a menudo se presentan con dolor o molestias al caminar o al presionar la zona afectada.
  2. Piel Engrosada y/o Amarillenta:

    • La piel entre los dedos se vuelve más gruesa y puede adquirir un tono amarillento o grisáceo.
  3. Posible Presencia de Infección:

    • Si se produce fisuras en los callos interdigitales, existe un riesgo de infección, especialmente si hay humedad constante.

    Tratamiento:

    1. Calzado Adecuado:

      • Utilizar zapatos que se ajusten correctamente y proporcionen suficiente espacio para los dedos puede reducir la presión y la fricción.
    2. Separadores de Dedos:

      • Dispositivos como órtesis de siliconas específicas pueden ayudar a mantener los dedos separados y reducir la fricción.
    3. Eliminación de Callos:

      • Un profesional de la salud, como un podólogo, puede eliminar los callos interdigitales de manera segura y aliviar la presión sobre la piel.
    4. Tratamiento para Deformidades Subyacentes:

      • En casos donde deformidades subyacentes contribuyen a los callos, el tratamiento quirúrgico mediante una pequeña incisión de un 1mm, y fresado de los cóndilos prominentes de la falange son altamente efcetivos para corregir la patología.