La exploración biomecánica en podología desempeña un papel crucial para comprender y abordar trastornos relacionados con la marcha y la postura. En este artículo, exploraremos detalladamente los diferentes pasos que conforman este proceso, destacando su importancia en el cuidado podológico.

 

Sección 1: Exploración Articular y Muscular:

La exploración articular y muscular constituye el punto de partida, donde se evalúan las condiciones físicas del paciente. Podólogos expertos examinan la movilidad de las articulaciones y la fuerza muscular, identificando posibles desequilibrios que afectan la biomecánica.

 

Sección 2: Plataforma de Presiones:

La utilización de una plataforma de presiones permite analizar la distribución del peso durante la marcha. Este paso es esencial para comprender las cargas específicas en cada área del pie, proporcionando información valiosa para el diseño de soluciones personalizadas.

 

Sección 3: Test Funcionales:

Los test funcionales evalúan la capacidad del paciente para realizar movimientos específicos, revelando limitaciones o disfunciones biomecánicas. Estos test proporcionan información valiosa sobre la funcionalidad global del sistema músculo-esquelético.

 

Sección 4: Grabación Dinámica con Cámara Lenta:

La grabación dinámica con cámara lenta ofrece una visión detallada de la marcha. Este enfoque permite a los podólogos examinar minuciosamente cada fase del ciclo de marcha, identificando patrones anómalos que podrían pasar desapercibidos en una evaluación convencional.

 

Sección 5: Escáner 3D para Pies:

La tecnología de escaneo 3D proporciona una representación tridimensional precisa de la anatomía del pie. Este paso permite una comprensión detallada de la estructura del pie, identificando cualquier irregularidad que pueda contribuir a los problemas biomecánicos.

 

Sección 6: Personalización de Plantillas en Impresora 3D Newfeet:

La personalización de plantillas es la culminación del proceso, utilizando tecnología de impresión 3D de vanguardia, como Newfeet. Esta etapa garantiza que las plantillas sean adaptadas específicamente a las necesidades biomecánicas del paciente, optimizando la comodidad y la corrección de problemas.

 

Conclusiones:

La exploración biomecánica no solo proporciona una comprensión profunda de las condiciones individuales del paciente, sino que también sienta las bases para intervenciones podológicas precisas y personalizadas. Este enfoque integral mejora significativamente la calidad del cuidado podológico, abordando de manera efectiva las preocupaciones biomecánicas.